Mensaje de Raquel!

diciembre 30, 2009 at 6:16 pm Deja un comentario

A mis Argentin@s favoritos…

En estas fechas en las que se hace balance del año que termina, de lo vivido, de lo hecho y lo que queda por hacer… de todo lo compartido, lo primero que me viene a la cabeza es Argentina, Los Troncos, y ese lugar tan especial y al que siempre llevo en el corazón, “Los Bajitos”, y mi otra familia al otro lado del mundo…

Este es uno de los años más significativos en mi vida por haber tenido la oportunidad de conoceros y compartir esta vivencia en directo, codo a codo, gracias a la cual aun sigo recogiendo los frutos que me está regalando, sigo cosechando lo sembrado… gentes sencillas que me siguen enseñando sobre lo que de verdad importa… humildad, entrega, compromiso, capacidad de lucha por lo que se cree, sueños que se van convirtiendo en realidades cuando el motor es el amor y se tejen al calor de un mate y con muchas manos… así que por todo lo vivido quiero dar gracias…

GRACIAS…

Por la oportunidad de aprender de los que menos tienen y son para mí maestros de vida, las mamás del Comedor, las familias del barrio… aprendí sobre valores de humanidad que no están en los libros… humildad, dignidad, coraje, afecto.

Por los miles de besos y abrazos que me traje de esos locos Bajitos a los que adoro… talleres, cuentos, bailes, pinceles y colores con los que pintamos sueños y esperanzas con purpurina, témperas y corazones unidos.

Porque esas locas de Santa Bárbara y el Equipo Asesor apoyaron mi locura e hicieron posible que se realizara el sueño de estar allí, como una más, como si siempre hubiera estado allí, esa Red dejó entrar a esta gallega con los brazos abiertos, os lo agradezco de corazón. Y porque siguen existiendo más locas como Irene, jaja.

Por las chicas del Rincón de Niños que me abrieron las puertas de ese lindo lugar y confiaron en mis propuestas, dejándome entrar en sus emociones. Gracias por “danzar la vida” en mi compañía.

Por poder ver al Dios en el que creo gracias a esos curas Argentinos que predican pero con el ejemplo, con las manos y los hechos recorriendo las calles, al pie del cañón… y por la canción Manuelita (que ahora si conozco) con la que tanto nos reímos y con mucho amoooor (esto es para Miguel que le encanta esa palabra, jaja)

Por las tardes de mate y té de vainilla al calor de mi otra familia, la familia de Cris, por miles de conversaciones planeando juntas, soñando juntas, creando puentes, abriendo posibilidades, riendo y llorando, compartiendo la vida… por los asaditos que el Gordo hacía con tanto cariño… por la risa de Iara cuando jugábamos a hacernos cosquillas, a soñar despiertas… por los abrazos de Silvia que sabía percibir cuándo más falta me hacían… por la sabiduría, alegría y el cariño de Lela… por las fiestas en buena compañía hasta la madrugada compartiendo risas, canciones y bailes, ¡cómo sudamos!…

GRACIAS por los sueños compartidos que se van convirtiendo en realidades y un brindis porque siempre existen personas como vosotr@s, porque sigamos construyendo puentes, redes, tejiendo hilos invisibles que unen realidades que están a miles de kilómetros de distancia y a la vez tan, tan cerca en el corazón…

PORQUE LOS PORTADORES DE SUEÑOS SIGAMOS UNIENDO NUESTROS MANOS, AQUÍ O ALLÁ, PERO UNIENDOLAS Y SOÑANDO…

Los portadores de sueños

Gioconda Belli


En todas las profecías está escrita la destrucción del mundo.
Todas las profecías cuentan
que el hombre creará su propia destrucción.
Pero los siglos y la vida que siempre se renueva
engendraron también una generación de amadores y soñadores.
Hombres y mujeres que no soñaron
con la destrucción del mundo,
sino con la construcción del mundo de las mariposas y los ruiseñores.

Desde pequeños venían marcados por el amor, detrás de su apariencia cotidiana
guardaban la ternura del sol de medianoche.
Las madres los encontraban llorando por un pájaro muerto
y más tarde también los encontraron a muchos muertos como pájaros.
Estos seres cohabitaron con mujeres traslúcidas
y las dejaron preñadas de miel y de hijos verdecidos
por un invierno de caricias.
Así fue como proliferaron en el mundo los portadores de sueños.

Fueron atacados ferozmente por los portadores de profecías habladoras de catástrofes.
Los llamaron ilusos, románticos, pensadores de utopías
dijeron que sus palabras eran viejas y, en efecto, lo eran porque la memoria
del paraíso es antigua en el corazón del hombre.

Los acumuladores de riquezas les temían
lanzaban sus ejércitos contra ellos,
pero los portadores de sueños todas las noches hacían el amor
y seguía brotando su semilla
que no solo portaba sueños sino que los multiplicaban
y los hacían correr y hablar.
De esta forma el mundo engendró de nuevo su vida
como también había engendrado
a los que inventaron la manera de apagar el sol.
los portadores de sueños sobrevivieron a los climas helados.
“Son peligrosos”, imprimían las grandes rotativas.
“Son peligrosos”, decían los presidentes en sus discursos
“Son peligrosos”, murmuraban los artífices de la guerra.
“Hay que destruirlos”, imprimían las grandes rotativas
“Hay que destruirlos”, decían los presidentes en sus discursos
“Hay que destruirlos”, murmuraban los artífices de guerra.

Los portadores de sueños conocían su poder, por eso no se extrañaban.
También sabían que la vida los había engendrado
para protegerse de la muerte que anuncian las profecías.

Y por eso defendían su vida, aún con la muerte.
Por eso cultivaban jardines de sueños
y los exportaban con grandes lazos de colores.
Los profetas de la oscuridad se pasaban las noches
y días enteros vigilando los pasajes y los caminos
buscando estos peligrosos cargamentos
que nunca lograban atrapar
porque el que no tiene ojos para soñar
no ve los sueños ni de día ni de noche.

Y en el mundo se ha desatado un gran tráfico de sueños
que no pueden detener los traficantes de la muerte; por todas partes hay
patentes con grandes lazos que sólo esta nueva raza de hombres puede ver
la semilla de estos sueños no se puede detectar porque va envuelta en rojos corazones
en amplios vestidos de maternidad donde piececitos soñadores alborotan los vientres que los albergan.
Dicen que la tierra después de parirlos desencadenó un cielo de arco iris
y sopló de fecundidad las raíces de los árboles.
Nosotros sólo sabemos que los hemos visto
sabemos que la vida los engendró
para protegerse de la muerte que anuncian las profecías.

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

Nuevo Blog de Nuestras Huellas Primera reunión de Red del 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


“CREEMOS QUE CAMINANDO JUNTOS CRECEMOS TODOS EN LA CONSTRUCCION DE UN BARRIO DONDE LA JUSTICIA Y LA SOLIDARIDAD SEAN POSIBLES…”

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: